Como mantener a tu perro fresco en verano

El verano puede significar un montón de diversión al aire libre con su perro. Pero cuando las temperaturas se elevan, debe tomar medidas para proteger a su mascota. Ya sea que lo lleve a dar un paseo por la calle, un paseo en el coche, o simplemente al patio para jugar, el calor puede ser muy duro para él. Con nuestros consejos aprenderá a mantener a su peludo mejor amigo seguro y fresco.

Nunca deje a su perro en el coche. No, ni siquiera si cree que sólo serán unos minutos. Aun cuando no haga mucho calor en la calle, la temperatura puede elevarse en el interior de un automóvil cerrado. En un día de 25 grados puede que la temperatura dentro del coche alcance tranquilamente los 35 y después de media hora podrían ser hasta 40 grados o más, así que tenga esto muy en cuenta. Deje su perro en casa antes que ir a lugares donde no lo pueda dejar y olvídese de dejarlo dentro del vehículo porque además del sufrimiento que le causa al animal, podrá llevarse una multa no deseada.

Mantenga su casa fresca y asegúrese de que su mascota no pasará calor.. Programe el aire acondicionado, cierre las puertas y eche las cortinas para que se mantenga el frío. Si no tiene aire acondicionado puede abrir las ventanas y encender un ventilador. Es posible que desee probar un chaleco o una esterilla de enfriamiento para ver si ayudan, pero no es algo que se suela usar mucho y tampoco está comprobado que funcione con los animales.

Controle el ejercicio de su perro y limite cuándo y cuánto lo hace, es tan fácil como parar cuando esté caliente y húmedo. Intente dar paseos en el momento más fresco del día como por ejemplo en las primeras horas de la mañana y a última hora de la tarde. Lleve también agua tanto para usted como para su mascota.

Compruebe el pavimento. Antes de salir a caminar toque el pavimento. Si está demasiado caliente para su mano también estará demasiado caliente para las almohadillas de las patas de su perro. Caminar sobre la hierba y permanecer fuera del asfalto es otra buena solución. También puede usar botines para su perro y de esta forma no se quemará.

Ofrecer siempre un montón de agua y sombra. No deje a su perro solo fuera por mucho tiempo y cuando esté en la calle, asegúrese de que tiene un montón de sombra y agua fresca. Añada cubitos de hielo cuando pueda. Los árboles son mejores que las casetas para dar sombre, ya que permiten el flujo de aire a través de ellos. Por último, plantéese en comprar una piscina pequeña o un aspersor para ayudar a su amigo refrescarse en el patio.