¿Qué sucede con los perros en China?

Existe mucha indignación en el mundo en base a las informaciones que aparecen en televisión sobre la polémica del maltrato a los perros en China, digamos que casi todos piensan que es uno de los pilares de la dieta china o forma parte de las culturas asiáticas en la actualidad.

Bien, pues en realidad el consumo de carne de perro es extremadamente marginal: la comercializacion de animales o de carne de perro se ve rara vez en los mercados, lo cierto es que en los menús de los restaurantes no existe este tipo de plato y la mayoría de los chinos no suelen comerla.

Los perros así como las cerdas, han sido criados por su carne en China desde el Neolítico, pero en los tiempos modernos su carne es considerada como un manjar en sólo algunas áreas, tales como Hunan y Guizhou. Incluso en estos lugares que tiende a ser comida esta carne, se hace sólo ocasionalmente y en ciertas épocas del año.

Según la medicina tradicional china, el perro es una carne considerada como de “calentamiento” que puede ofrecer un impulso de energía útil en pleno invierno, pero hay que evitar comerla en el verano.

En términos culinarios, la carne de perro se blanquea o empapa antes de cocinar para disipar los aspectos más terrenales, también para que su sabor no sea muy fuerte. Típicamente se hacen con ella sopas y guisos a fuego lento cocinada sazonado con jengibre, cebolla, vino de arroz y especias, aunque también puede ser asado o servido frío como aperitivo. La carne tierna de los cachorros es más exquisita que la de los perros más viejos.

Después de muchos años estudiando la cocina china, dicen que cada parte de su cuerpo sabe a algo distinto y depente también mucho del tamaño del animal y del paladar que la degusta. Por ejemplo dicen que las perras más culonas tienen un sabor muy parecido al cerdo, otros dicen que saben a cordero y otros a carne de pollo.

Unos 70 millones de cerdos son sacrificados en China cada año y en general 480 millones de animales. El número de perros sacrificados es mucho menor, situando la cifra en torno a unos 10 millones.

Pero, ¿de dónde salen los perros que se comen?. Pues según algunos investigadores, muchos de ellos son mascotas o han sido robados a sus propietarios, por lo que si vives en China y tienes un animal en casa, tienes que ir con mucho cuidado ya que si te descuidas acabará en la olla de tu vecino…